martes, 1 de noviembre de 2016

Sony ganó en el primer semestre de su año fiscal 226 millones de euros, un 77,6% menos.



Sony logró entre abril y septiembre un beneficio neto de 26.000 millones de yenes (226 millones de euros), un 77,6% menos que hace doce meses.

Su beneficio operativo ascendió a 101.900 millones de yenes, un 44,9% menos que en periodo abril-septiembre de 2015 y su resultado bruto fue de un 53,7% menos. Aparte, los ingresos por ventas de Sony descendieron un 10,8% en el semestre, hasta los 3,3 billones de yenes.

Sony aclaró esta evolución negativa al "descenso significativo" en sus ventas de teléfonos móviles y al impacto de tipos de cambio desfavorables, que encarecieron al yen en torno a un 15% frente al dólar y al euro respecto al año precedente. Otro factor negativo de peso fue la venta de su negocio de baterías a Murata Manufacturing (fabricante de componentes electrónicos), que restó 32.800 millones de yenes a su resultado operativo.

Además, las ventas del área de videocámaras y cámaras digitales compactas volvieron a bajar por los fuertes terremotos que afectaron a Kyushu en abril, y que causaron el cierre de varias plantas que suministran componentes para Sony.

Como apartado positivo, Sony destacó el aumento en la rentabilidad de su área de telefonía móvil, a pesar de los menores ingresos, y también el incremento en las ventas de los juegos de la PlayStation 4. Por su parte, Sony Pictures, logró un incremento notable de sus ingresos (del 4,6% en el trimestre julio-septiembre) gracias al éxito de sus dos nuevas películas.

Después de esto, Sony decidió revisar la baja sus resultados para el ejercicio en completo, que concluirá en marzo del 2017. La empresa prevé ganar 60.000 millones de yenes, un 59,4% menos, mientras que su beneficio operativo ascenderá a 270.000 millones de yenes, un 8,2% menos.


En resumen, la compañía Sony ha bajado su rendimiento, y por tanto sus beneficios, en comparación con el año pasado debido a distintas causas: bajo rendimiento en ramas de telefonía móvil, la venta de su negocio de baterías y los terremotos que provocaron la destrucción de las empresas que les proporcionaban componentes. A pesar de esto, aumentaron las ventas de sus videojuegos y se incrementaron ingresos por parte de Sony Pictures. Se espera que el año que viene suban los ingresos, a pesar de que sean inferiores a los del año pasado.


Links:



No hay comentarios:

Publicar un comentario